Contacto

Tel. 607 907 210. Psicoeivissa@gmail.com.

Llame y deje su mensaje y me pondré en contacto con usted lo antes que pueda.

Mañanas y Tardes:
C/Aragón 9-11. Clínica IMIF.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Deporte infantil

Hoy quería hablar del importante papel del deporte en la vida y el desarrollo de los niños.

Esta reflexión me surge dado que me han invitado próximamente a dar una charla sobre este tema en un clun deportivo.

Para empezar, diré que son innnegables las oportunidades de desarrollo físico, psicológico y social, que el deporte infantil, (el denominado deporte de base) puede ofrecer a los niños y adolescentes.

En este sentido, cabe valorar, la importante función psicológica y educativa de compañeros de equipo, directivos, y sobretodo padres y entrenadores, en la vida del niño que practica un deporte de equipo.

Los PADRES deben de poder valorar la practica deportiva de su hijo, siempre en función del deseo del niño, tanto si destaca en ella como si no; ese no es un parámetro importante; lo más importante es: 

¿DISFRUTA EL NIÑO CON LA ACTIVIDAD DEPORTIVA?

Ese es el principal motivo que debe orientar a los padres en relación con la actividad deportiva que lleva a cabo su hijo. 

Sobretodo en necesario evitar ser padres demasiado críticos con el rendimiento de nuestros hijos, demasiado nerviosos cuando ellos están en un partido, y tener en cuenta que la actividad deportiva es solo POR y PARA nuestros hijos y que debemos dejar a parte nuestros aspectos frustrados o competitivos cuando nos acerquemos a la práctica deportiva de nuestros hijos. Es más, es lógico que nuestro hijo quiera cambiar de deporte o dejarlo, en algún momento, algo totalmente lícito y que generalmente le debemos permitir y alentar si prefiere hacer otras cosa, dado que está en proceso de búsqueda y de probar y descubrir.

En el caso de los ENTRENADORES, considero necesario que tengan en cuenta que tienen en sus manos un potencial educativo muy grande, dado que a menudo son figuras de identificación para los chicos, figuras de las que ellos tomarán valores que desarrollarán hasta su adultez.

También es necesario destacar al niño que por lo que sea está pasando un momento difícil, y en este caso, el entrenador puede ser una figura compensatoria y de rescate muy importante, que puede permitir al niño salir a flote de una situación difícil, de transición...

El entrenador debe basarse en establecer una solida y positiva relación afectiva con los chicos, pero conservando su capacidad adulta de poner límites a lo inadecuado.

Por otra parte, debe evitar críticas a la persona, y corregir solo aquellos aspectos que deban ser mejorados, nunca reprender al niño en la totalidad; se debe demostrar que se acepta incondiconalmente al niño, aunque como todo el mundo, debe de pulir y mejorar su ejercitación.

 Que el niño pueda pasar durante su desarrollo infantil y juvenil por la práctica de deportes de base de equipo, le puede proporcionar aspectos como una mayor tolerancia a la frustración, la capacidad de ser perseverante en objetivos complejos, aumentará significativamente su socialización fuera del núcleo familiar, y le ayudará a comprender juegos con reglas complejas, en el caso de que sea iniciación deportiva.

Espero que os guste.

Muchas gracias.