Contacto

Tel. 607 907 210. Psicoeivissa@gmail.com.

Llame y deje su mensaje y me pondré en contacto con usted lo antes que pueda.

Mañanas y Tardes:
C/Aragón 9-11. Clínica IMIF.

viernes, 24 de abril de 2015

¿Cambio y curación?

En este breve artículo me gustaría reseñar las caracteristicas que en mi opinión debe tener el trabajo psicológico que realiza una persona que consulta con un profesional por un malestar y sufrimiento que cree que no puede resolver por ella misma.

Si bien es cierto que hay diferentes tipos de malestares y grados y maneras de sufrir -en realidad, tantos como personas, dado que la subjetividad es intransferible-, sí existen una serie de principios que nos orientan a la hora de afrontar un trabajo terapeútico con intención de resolución de los conflictos y de liberación de la persona

Entre estos principios, me gustaría mencionar aquellos que considero importantes para que se puedan dar cambios reales:

  • No existe cambio interno sin una implicación real de la persona que sufre: no puede haber cambio emocional alguno desde fuera. De darse el proceso de manera adecuada, la persona cada vez va estando más interesada en saber y averiguar, y prestando cada vez mayores recursos mentales a la elaboración de sus dificultades y la búsqueda de claves y nuevas perspectivas: pasa a situarse cada vez más como agente principal del proceso.
  • El factor tiempo es único e intransferible, cada persona tiene su tiempo de ver, de comprender y de concluir. Con ello quiero decir que mi manera de trabajar no tiene que ver con aquellos tratamientos psicológicos que garantizan a priori el éxito en un determinado tiempo; para mi eso no se puede asegurar y mucho menos sin tener en cuenta las particularidades del consultante. Evidentemente es razonable pretender que sea en el menor tiempo posible, y en eso están de acuerdo tanto el profesional como el paciente, pero también es cierto que hay sufrimientos que por su grado de complejidad y por las maneras que puede ir encontrando la persona de solucionarlo, van a necesitar más tiempo que otros.
    Relacionado con esto, ¿Qué sentido tendría pretender que una persona avance más rápido de lo que puede asimilar y consolidar  en vistas a una rapidez de resultados establecida a priori? En mi opinión esto puede llevar a resultados poco consistentes y puede incluso generar otros efectos perjudiciales, en tanto en cuanto no se estén respetando los ritmos y tiempos de la persona.

  • El trabajo psicológico en el sentido más profundo es aquel que tenga el objetivo de descubrir y liberar las cuestiones más nucleares, personales y particulares del sujeto, muchas veces trabadas por multitud de aspectos personales, familiares, sociales, tratando de ayudar a que la persona los pueda desplegar de una manera que le satisfaga con ella misma y en su relación con su entorno y con los demás. Eso lleva a que los síntomas dejen de ser necesarios y posiciona al sujeto en otras coordenadas distintas de las del sufrimiento vácuo.

Por lo tanto se aleja mucho de moldear, normativizar, querer solo eliminar los síntomas... así concebido, el proceso terapeútico es un proceso de transformación en el que se ganan cosas fundamentales y se pierden aspectos inútiles. El sufrimiento siempre nos habla de cosas que deben de poder abrirse, movilizarse, elaborarse, para que los síntomas finalmente desaparezcan: es necesario un trabajo para que así sea.

Aun tratándose de síntomas parecidos, en diferentes personas pueden estar conectados con múltiples aspectos distintos por lo que el tratamiento y la dirección de este deben ser distintos. Poder leer estas particularidades de la persona consultante, inscritas en su historia y en su estructura psicológica es fundamental de cara a poder articular un proceso de tratamiento que pueda generar cambios verdaderos, más allá de un maquillaje psíquico o de apelar a una pretendida normalidad o adecuación de la conducta. La solución para cada persona será distinta y tendrá que ver con la más propio de uno mismo, a menudo bastante soterrado.

En síntesis se trataría de ver la curación como un proceso en el cual la persona se va transformando y puediendo soltar y abrir aspectos que quizá han estado mucho tiempo soterrados y causando malestar y sufrimiento al sujeto desde diferentes lugares.

Espero que lo encontreis de vuestro agrado.

Saludos y hasta la próxima.